Humo de tabaco

La combustión del tabaco causa la emisión de más de 4.500 compuestos, incluidos 50 agentes cancerígenos sospechosos. Entre éstos, se incluyen: NO2, NO, cianuro de hidrógeno (HCN) y N-nitrosaminas, nicotina, CO, óxidos de nitrógeno, hidrocarbonos aromáticos, acroleína, acetona, benceno, óxidos de nitrógeno y partículas suspendidas aromáticas y respirables. La materia particulada que genera el humo del tabaco, en los espacios donde está permitido fumar, puede oscilar entre 100 y 1.000 ug/m3. Por este motivo, en muchos países del mundo, se ha prohibido fumar en los espacios públicos interiores. En aquellos lugares públicos interiores en los que sí se permite fumar, a menudo se utilizan dispositivos de filtración para eliminar los contaminantes y garantizar la comodidad y seguridad de los no-fumadores en el mismo espacio o edificio.

Contact

Getting in touch with us is easy

Contact details
KEEP UPDATED!

Subscribe to Camfil newsletter