Escuelas

Los colegios representan problemáticas únicas para los diseñadores y proveedores de sistemas de ventilación y climatización. La mayoría de los colegios presenta estructuras diversas con exigencias diferentes para las aulas, gimnasios, vestuarios, cafeterías y aulas magnas. Igualmente, muchos colegios ofrecen cursos de fotografía, abordando así el problema de los contaminantes asociados a los cuartos oscuros. Los laboratorios de física y de biología constituyen, por sí mismos, un verdadero reto para el mantenimiento de una buena calidad de aire en el interior del conjunto de locales.

La calidad del aire se mide en función de su temperatura y humedad y por la concentración de partículas y contaminantes gaseosos. Los efectos nocivos en la salud debidos a una mala calidad de aire ambiente, documentados en los locales escolares, van desde una simple molestia e irritación respiratoria a enfermedades agudas o crónicas. Mientras la comodidad de las aulas esté bajo control y ningún agente contaminante esté presente en exceso, se producirá una mejora en el entorno pedagógico.

En un día clásico de colegio, 12 millones de personas, es decir, una quinta parte de la población, se encuentra en un edificio escolar. Al proporcionar una calidad de aire ambiente adecuada podemos:

  • Reducir el absentismo de los estudiantes y del personal.
  • Minimizar el deterioro de los edificios y mejorar la eficacia energética.
  • Reducir las necesidades de ventilación del aire exterior.
  • Prevenir ambientes de trabajo tensos que resultan de una mala calidad del aire ambiente.
  • Reducir las deudas.
  • Sobre todo, proteger nuestra inversión en el futuro.
Contact

Getting in touch with us is easy

Contact details
KEEP UPDATED!

Subscribe to Camfil newsletter