Hospitales y Centros de Salud

No hay otro lugar donde la filtración del aire sea tan importante como en un centro de salud. El nivel de contaminantes infecciosos en suspensión aumenta de manera proporcional a la densidad de población de los individuos afectados. Los hospitales no son los únicos lugares afectados, pues se llevan a cabo numerosos procesos en ambulatorios. Además, la promiscuidad propia de estos establecimientos aumenta la probabilidad de contaminación. El resto de tipos de centros de salud que precisan un control de calidad del aire son especialmente las residencias sanitarias y las consultas o clínicas dentales.

Diferentes autoridades han establecido las normas relativas a los niveles de filtración del aire en los centros de salud. En el caso de Francia, la normativa vigente para los centros de salud es la NFS 93-351:2003, cuyo objetivo es "el control de la contaminación aerotransportada". Las normas reconocidas por estas recomendaciones incluyen las del United States Department of Health & Human Services (DHHS), de la American Society of Heating, Refrigerating, and Air Conditioning Engineers (ASHRAE) y de los Centers for Disease Control & Prevention.

Los filtros de aire ofrecen una excelente protección contra las enfermedades aerotransportadas en los centros de salud, con la condición de inscribirse en un programa global de control de la calidad del aire. Ello debe comprender los filtros de aire, las campanas o soportes de los filtros, las renovaciones de aire en el espacio acondicionado, un control de la temperatura y de la humedad, un aporte de aire exterior y un control apropiado del caudal de aire para proteger a los visitantes de una exposición abusiva. Algunos pacientes, como los grandes quemados, necesitan medidas suplementarias para su protección.

Del mismo modo, la protección de los empleados es una necesidad de primer orden. El personal médico está expuesto a los individuos infectados de manera considerable. El personal auxiliar también tiene una gran exposición. Una buena aplicación de filtración de aire y los procesos de seguridad integrados pueden reducir los riesgos. Además, las personas encargadas del mantenimiento de los sistemas de aire deben ser especialistas formados en la importancia de los sistemas de los que se encargan.

Contact

Getting in touch with us is easy

Contact details
KEEP UPDATED!

Subscribe to Camfil newsletter